Inicio > Educación, Mónica Fernández, Revista Tigris > Buscar trabajo en la Red

Buscar trabajo en la Red

monica-fernandezPor Mónica Fernández

Las redes sociales también dicen presente a la hora de buscar o cambiar de empleo. Agilizan los procesos y permiten ver y mostrar aptitudes, pero no reemplazan a los medios tradicionales.

No es novedad que las redes sociales se han colado en nuestra vida cotidiana abriendo una gran ventana a través de la cual, algunos más y otros menos, muestran sus vidas y miran las de los demás, hacen amigos y comparten opiniones.

Pero… ¿qué rol juegan estas plataformas a la hora de buscar y encontrar empleo en tiempos donde la hiperconectividad manda?

“La incidencia de las redes sociales en las búsquedas laborales ha crecido de manera exponencial en estos últimos años. El cambio radica en las posibilidades que brindan en términos de alcance, velocidad de respuesta y costos para las empresas”, explican a TIGRIS en Manpower Argentina, líder mundial en la provisión de servicios integrales de Recursos Humanos. “A través de estos medios sociales no sólo se pueden captar candidatos especializados que no buscan activamente empleo, sino que también se puede entrar en contacto con los que sí están buscando de manera activa y con los que no lo están haciendo pero que pueden viralizar esos contenidos, compartiendo y haciendo sociales las búsquedas y contenidos”, detallan.

Una encuesta realizada a mediados del año pasado por Universia (www.universia.net), la red de universidades de Iberoamérica, y el sitio especializado Trabajando.com (www.trabajando.com), una comunidad laboral formada por una amplia red de sitios asociados, cuya temática fue Empleo en Redes Sociales, arrojó como resultado que el 86% de los usuarios argentinos ve en estas plataformas una nueva herramienta para conseguir empleo. Los resultados están en línea con lo que sucede en el resto de Iberoamérica.

Las redes más utilizadas son también las más populares: Facebook, Google +, la plataforma social del conocido buscador, Twitter y LinkedIn que se consolidó entre los profesionales.

“En el caso de Facebook –con más de 20 millones de usuarios activos en la Argentina-, esta herramienta resulta útil para reclutar perfiles generalistas, como promotoras, repositores y vendedores entre otros. La particularidad de la búsqueda de candidatos en esta plataforma está dada en que no deben ser necesariamente profesionales, y lo que se genera es una conversación más informal e interactiva entre los candidatos y nosotros”, cuentan en Manpower. “Además aquí se nota un alto nivel de “recomendación” de los avisos entre interesados, lo que produce que la búsqueda escale altos niveles de difusión”, agregan.

Manpower utiliza también Twitter como herramienta de selección, para publicar búsquedas laborales y alcanzar un perfil de usuarios específico, además de comunicar novedades corporativas. “Considerando que quienes tienen una cuenta activa suelen poseer smartphones y están conectados una gran parte del día, los perfiles en los que se hace foco para reclutar por medio de Twitter son aquellos con buen manejo de tecnologías sociales, como ser diseñadores, profesionales del marketing y de la comunicación”, definen desde la consultora internacional con más de 80 sucursales en todo el país.

“Quienes ingresen a nuestros perfiles en Twitter podrán encontrar oportunidades de empleo y un canal abierto para que los candidatos realicen consultas y obtengan rápidas respuestas. El valor agregado de la herramienta está dado por el intercambio que se genera luego de la publicación y por la instantaneidad en las respuestas”, apuntan en Manpower.

Un caso diferente es el de LinkedIn, la red social de profesionales. Ahí la información que se comparte tiene que ver casi exclusivamente con la formación académica y experiencia profesional. “Hoy por hoy, LinkedIn funciona como página de inicio de todos los reclutadores: buscamos perfiles adecuados a las búsquedas en proceso, buscamos coherencia entre lo que cargan en nuestra base de datos y lo que publican en la red, leemos las recomendaciones que tienen en sus perfiles casi con la misma atención que las tradicionales “referencias””, explica Carolina Tulian, Consultora Asociada en CM Sociología. “También se buscan aquí contactos para ampliar las redes profesionales de los clientes en Coaching de Carrera que están en búsqueda”.

Usar, ¡pero no abusar!

Ahora bien, no todo es blanco o negro en lo que respecta al uso de las redes para encontrar nuevo empleo. Los expertos destacan que hay que tenerlo presente y utilizarlo como un canal más de búsqueda, pero no quedarse inmóvil esperando que por sí solas las redes obren el milagro. “Es importante mencionar que la mirada positiva hacia las redes sociales como servicio de ayuda para conseguir empleo no se refleja de igual manera en el momento de analizar los resultados, ya que sólo el 23% consiguió empleo por haber utilizado alguna de las plataformas sociales”, apunta Trabajando.com en la labor de investigación.

Cristina Mejías, head hunter y consultora de carrera, también es muy clara al respecto: “LinkedIn no sirve para buscar empleo. Es una red de contacto para profesionales, no un portal de búsqueda. Sí hay que destacar que, bien utilizada, es una maravillosa herramienta para buscar personas, potenciarse, darse a conocer y entrar en contacto con grupos de afinidad de donde pueden surgir oportunidades, pero no se puede esperar que con sólo registrarse lluevan las propuestas”. Los ejecutivos de Manpower consultados mencionan su opinión respecto de LinkedIn: “Por su estructura y razón de ser, colabora con las empresas para reclutar candidatos y con los postulantes a encontrar búsquedas más atractivas. Aquí es importante mantener un perfil activo y preferentemente profesional en virtud de lo que “sabemos hacer”, para ser tenido en cuenta por reclutadores y head hunters”. El portal posee dos lugares exclusivos para la búsqueda de empleo: una solapa general de “empleos”, en el home del portal y dentro de cada perfil de las empresas que están presentes en la red, y otra solapa para la búsqueda de avisos en esa empresa en particular. Esto permite filtrar empleos por la empresa en la que uno quiere trabajar. Más importante aún, LinkedIn permite a los usuarios acercarse de forma directa a ejecutivos y compañías, algo que hasta hace poco tiempo sólo era posible a través de contactos o con el envío de un CV.

Te estoy mirando

Otro costado a tener muy en cuenta a la hora de activar búsquedas laborales es qué estamos mostrando a los posibles empleadores aspectos de nosotros mismos. Con el uso de las redes, si no somos cuidadosos toda nuestra vida queda al desnudo y puede llegar a los ojos de nuestro actual o futuro empleador.

“No consideramos que sea ético que las empresas evalúen el perfil del candidato y lo descarten por la información que encuentren en redes sociales, ya que la selección debe estar basada en sus aptitudes profesionales y no personales”, dicen en Manpower. No habría que prejuzgar, es cierto. Pero la realidad va en otro sentido y hay fotos y comentarios que pueden bajar unos cuantos puntos nuestro CV.

“LinkedIn es la única red social en la que la información volcada puede ser analizada para evaluar si el perfil de un candidato se adecua para una búsqueda laboral. Esto se da principalmente porque el candidato conoce las reglas y el fin de la información que se publica allí”, subrayan en Manpower. Un reclutador podría ingresar en el perfil de un candidato para corroborar su historial laboral, aptitudes descriptas y recomendaciones obtenidas, por ejemplo.

Ante la “invasión” que en muchos sentidos significan las redes sociales, tomar recaudos, ser precavido y resguardar la intimidad son buenas ideas cuando se está buscando trabajo. Porque como decían las abuelas… “No sólo hay que ser… sino también parecer”, y una foto nuestra con varios tragos de más encima y comentarios bochornosos no son una buena carta de presentación. No importa que sólo haya sucedido una vez, alguien puede inferir que es un comportamiento habitual.

Datos y redes

Los encuestados entienden que utilizar redes sociales permite optimizar el tiempo (34%) y aprovechar otro canal de búsqueda (33%), además de la posibilidad de viralizar el CV (18%). Las nuevas tecnologías también influyen en estas respuestas, ya que al disponer de una inmensa variedad de formatos y alcance, las redes sociales aportan una forma creativa de mostrarse (15%).

La encuesta fue realizada en 10 países (Argentina, Brasil, Chile, Colombia, España, México, Perú, Portugal, Puerto Rico y Uruguay), participaron 9.786 personas. Entre los encuestados aparece una mayor presencia femenina (53%) por sobre la masculina (47%). En cuanto a edad, el 61% reveló tener más de 27 años, seguido por un 30% de entre 21 y 26. Por su parte, el 8% tiene entre 18 y 20 años.

Fuente: Encuesta de Universia.net y Trabajando.com, realizada a mediados de 2013

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s