Inicio > Eidico, Nico Rossi > Retomando el año, con el objetivo claro

Retomando el año, con el objetivo claro

Eidico-Nico Rossi - Pensativo 2Y sí, ya era hora de aparecer. Tuve un tremendo enero, tremendo por lo bueno y, quizás también, por lo duro. Me fui al Sur con mi familia. En el verano del año pasado me fui al Norte, como verás, disfruto de mi país. En mi opinión, los dos extremos de Argentina son realmente mágicos, cada uno con su esencia, su gente, sus paisajes, pero con el mismo resultado: llevar la mente a un estado desconocido. Una tranquilidad que pocas veces tengo, mis hijas jugando en las orillas del lago Filo Hua Hum, mi mujer leyendo su libro y yo observando la escena en un lugar privilegiado, como un hincha de Boca mirando el partido al lado de Carlitos Bianchi (¿no te acordabas de mi amor por esos colores?). 

En fin, fueron 20 días espectaculares, que nos unieron como familia y nos dieron paz. Paz que duró poco. Mi vuelta al trabajo fue peor de lo que esperaba, tengo ganas de tener enfrente al que dijo “enero es tranquilo, no pasa naaa”. Me encontré con un dólar totalmente de la cabeza, que sube y baja como ascensor de tribunales, con un Fútbol Para Todos Tinnelizado que nunca llegó a ser, con “Precios cuidados” de parte del gobierno, con lluvias torrenciales día por medio, con la gente caminando más rápido que de costumbre. Mi vuelta a Buenos Aires fue dura (y lo sigue siendo), pero cuando salgo del laburo, prendo el auto, pongo música y bajo un poco los decibeles descubro mi objetivo y lo veo tan claro que no me preocupa pasar por todas las cuestiones anteriores: quiero darle un techo a mi familia.

En nuestro viaje al Sur nos dimos cuenta con mi mujer de las ganas que tenemos de tener otro hijo (¡a ver si llega el macho!). Pero por lo que estuve leyendo, se viene un aumento en los alquileres. Ecuación fácil: aumento de alquiler, aumento de gasto, aumento del número de integrantes en la familia. Se cae de maduro, necesito MI casa. ¡Qué bien nos va a venir nuestra casa en Casas de San Patricio!

Empecé a caminar por este largo camino el día que firmé el contrato, y allá a lo lejos veo un techo. La teoría es fácil, tengo que tener la mente tranquila, como en el Sur, y mantener la paz. De esa manera, el camino seguramente se acorte. ¿La práctica? ¡Después te cuento!

Anuncios
Categorías:Eidico, Nico Rossi Etiquetas: ,
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s