Inicio > Eidico, Mónica Fernández, Mercado > Suba de tasas… ¡cuidado!

Suba de tasas… ¡cuidado!

monica-fernandezPor Mónica Fernández

Junto con la flexibilización (porque no es liberación) del cepo cambiario, el Gobierno activó esta semana la herramienta que le faltaba para intentar convencer a los ahorristas que dejen su dinero en pesos y no presionen con demanda de dólares. La estrategia se puso en marcha, por un lado, a través del Banco Central que subió las tasas de interés de referencia –que luego impactan en lo que los bancos ofrecen a sus clientes- y por otro, prometiendo no cobrar percepción de 20% a quienes aún habiendo comprado dólares a precio oficial (por el monto autorizado según sus ingresos) no se lo lleven a su casa sino que lo dejen depositado a un año de plazo.
Bancos de primera línea ofrecen ya a sus clientes tasas de 20% y hasta 24% y 25% anual por el dinero inmovilizado en plazo fijo. No iguala a la inflación que escala sin pausa desde que el dólar se “oficializó” por encima de $8 y el paralelo no baja de $12,50, pero se vuelve más atractiva que hace un mes atrás.
Hasta acá un mecanismo de política monetaria para tratar de sacar pesos del mercado –aun a costa de que esto pueda impactar en el consumo- y tratar de enfriar la demanda de dólares. El ahorrista decide si confía como para aprovechar la tasa de interés o no. Pero cuidado que detrás de esta suba de tasas pasivas (es decir la tasa de interés que los bancos pagan por el dinero que se deposita) se viene más temprano o más tarde un ajuste hacia arriba de las tasas activas, es decir de lo que el banco le cobra a sus clientes por financiarlos sea a través de créditos, financiación de tarjeta de crédito o descubierto en cuenta corriente.
Así el escenario, y ante un panorama que lejos de aclararse se enturbia, la recomendación es no tomar deuda a tasa variable, limitar los consumos con tarjeta de crédito a lo que se sabe que efectivamente se podrá pagar al vencimiento y no sobregirar la cuenta bancaria (descubierto).
Si todavía encontrás alguna cuota cero interés con tarjeta aprovechala pero antes tomate un minuto, calculadora en mano, para ver si la suma de los gastos que habitualmente haces con tarjeta (debitos automáticos, supermercado, combustible, etc…) más las cuotas “para aprovechar la oportunidad”, arrojan un monto que podés pagar a fin de mes. Si lo vas a tener que refinanciar a tasas que trepan al 80% anual de Costo Financiero Total (CFT) la “oportunidad” mejor dejarla pasar de largo.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s