Inicio > Eidico Casas, Nico Rossi > Algo más que una inauguración

Algo más que una inauguración

Nico Rossi - ContentoSoy propietario de Casas de San Patricio, creo haberlo dicho ya más de una vez. Futuro dueño de un techo que tendrá a mi familia como principal testigo. El viernes 13 a la noche no pude pegar un ojo, creo haber dormitado como mucho 2 horas. El calor fue agobiante, los mosquitos pasaban por mis tímpanos como avionetas de la segunda guerra mundial, mi mal humor esa noche fue constante, pero había algo que me daba una pequeña esperanza para levantarme al día siguiente con una sonrisa. Iba a participar del acto de inauguración de Casas de Santa María. Me preguntás ¿por qué fui? Principalmente para ver como habían quedado esos ladrillos, como era la calidad de construcción, quería ver las casas en vivo y en directo y también me vi reflejado en aquellos 26 afortunados a los que en esos días iban a entregarles la llave de su casa, de su anhelo. En fin, levanté a mi mujer, a mis dos hijas y partimos para Benavídez. Llegamos alrededor de las 10.30 hs. El sol pegaba fuerte, como trompada del Chino Maidana. Veintisiete  segundos después de bajar del auto ya tenía la camisa transpirada, las gotas cayendo de la frente y una de mis hijas lloraba. El evento pintaba caótico, hasta que una de las autoridades tomó el micrófono y dijo: “Vamos a hacer esto rápido porque nos vamos a derretir”. Bien, no era el único que la estaba pasando mal. Nos sentamos frente al escenario, todo muy prolijo, bien montado y organizado. Pasaron algunos referentes de Eidico, destacando que eran las primeras casas que entregaban, un hito para la empresa (y, el día de mañana, también para mi familia). Hablaron Mercedes Pasman, Patricio Lanusse y Nicolás Degano, Director de Eidico Casas. Los escuché nerviosos pero emocionados, sacando cada palabra desde adentro. Me impresionó sobre todo el discurso de Nicolás, que contó una anécdota que me hizo poner la piel de gallina (con lo que eso me molesta, sí, bostero a muerte). Dijo algo así como: “…esta es la transformación de los corazones, la transformación de los corazones de los propietarios. Es la transformación que vemos detrás de cada familia, de cada propietario que viene a recorrer SU CASA”. Hubieron momentos de mucha emoción como por ejemplo, cuando salió sorteado un propietario que no estaba presente durante el acto.  En su representación habían venido a presenciarlo sus padres y su hermana, que ni bien salió su número lo llamaron para avisarle. El chico, feliz, llamó a un amigo que trabaja en Eidico para contarle que había ganado la casa, y cuando su amigo le preguntó porqué no había ido al sorteo, le contó que estaba en Ezeiza construyendo una casa con “Un techo para mi país”. Lo que es la vida, ¿no?.

Que lindo fue escuchar eso, que historia tan emotiva. En ese momento se me fue el calor, se secaron las gotas de mi frente, mi hija dejó de llorar y mi mujer me miró con los ojos vidriosos diciendo: “Algún día nos va a tocar a nosotros”. Que lindo formar parte de un sueño, que lindo dejar de alquilar, que lindo invertir en algo propio, pero sobre todo, que lindo darle un techo a mi familia.

DSC_0076

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s