Inicio > Eidico, Mónica Fernández > Los cambios que se vienen

Los cambios que se vienen

parafeduPor Mónica Fernández

Terminamos una semana políticamente “caliente”. La vuelta de la Presidente al ruedo, cambios de Gabinete, pocos nombres realmente nuevos, algunos enroques, la salida de Guillermo Moreno y hasta el perrito Simón. Por ahora pocos anuncios concretos, algunos indicios y muchas expectativas.
Como siempre en estas columnas intentaremos ver como los cambios o posibles medidas pueden afectarnos a “los argentinos de a pie”. Que puede pasar con nuestra economía y de que manera tratar de resguardar nuestros ahorros.
De lo que vimos esta semana, pareciera que no se van a ver cambios bruscos en la política económica pero se desprende por los dichos y por los hechos que se convalidará una mayor devaluación del peso. El dólar oficial trepó ya a $6,05 y 9,93 el dólar paralelo. Se esperan anuncios que tengan que ver con un tipo de cambio probablemente más caro para la importación de bienes de lujo como autos importados y también para el turismo. El objetivo: desalentar tanto consumo en el exterior que luego hay que pagar con reservas del Banco Central que disminuyen preocupantemente, e intentar dar señales de mayor previsibilidad económica para atraer fondos del exterior que quieran invertir en la Argentina. Es un camino largo. La inflación es otro flanco que debe atender el nuevo Gabinete. Impacta de lleno en el bolsillo y se están manejando acuerdos de precios. Adelantar consumos, armarse un stock de mercadería no perecedera justo cuando estamos cerca de las Fiestas, no es mala idea. Uno no puede protegerse del aumento de la nafta, pero quizás si hacer una diferencia en la cuenta del supermercado, con bebidas, conservas y otros alimentos similares. Acá vale, obviamente, aprovechar los descuentos de las grandes cadenas y hasta pagar en cuotas con la tarjeta de crédito. Es una forma sencilla y muy casera de ganarle a la inflación.
Si la billetera está un poco más gorda, y aprovechando que se juntan unos cuantos pesos entre aguinaldo y algún bono o premio de las empresas, hay que pensar en invertirlos para que no se deprecien. Para los que tengan in mente construir, ampliar o reformar su casa: acopiar materiales resultará seguro una inversión rentable. Con esto se fija el valor de los insumos y solo será variable luego el costo de la mano de obra. El único detalle: hacerlo en un corralón o empresa grande y confiable. Asesorarse bien sobre la trayectoria.
Mientras esperamos más definiciones del nuevo equipo económico, tomemos las riendas y ocupémonos de defender los pesos que tenemos. Comprar dólares no es en todos los casos la única alternativa.

Anuncios
Categorías:Eidico, Mónica Fernández Etiquetas:
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s