Inicio > Comunidad, Inversiones, Revista Tigris, Testimonios > Abandonar el nido… ¡por el verano!

Abandonar el nido… ¡por el verano!

santa clara veranoALQUILAR LA PROPIA CASA DURANTE EL VERANO ES UNA MODALIDAD QUE VA EN AUMENTO. YA SEA EN DESTINOS DE VERANO O EN LAS ZONAS ALEJADAS DE LA CIUDAD, SE PRESENTA COMO UNA OPCIÓN PARA QUIENES BUSCAN HACER UNA DIFERENCIA ECONÓMICA MIENTRAS VERANEAN EN OTRO LADO, COMO PARA QUIENES BUSCAN DÓNDE RESIDIR EN LOS MESES DE CALOR.

El verano está instalado entre nosotros y los más previsores tendrán ya planeadas sus vacaciones. Otros comenzarán a buscar un destino donde estirar las piernas y olvidarse de la ciudad. Para unos y otros, la posibilidad de alquilar su propia casa en un barrio cerrado suena desde hace algunos años como una alternativa más a evaluar en el combo de las finanzas personales.

La movida empieza por octubre, noviembre y se extiende hasta entrado el mes de enero. “Esta temporada arrancó fuerte, con muchas familias buscando casas para alquilar por la temporada. La demanda promedio es de familias que quieren una casa con pileta y jardín en un barrio con ciertas comodidades y seguridad”, explica Juan Pablo Sanguinetti de OTYS (O’Reilly, Torrado & Sanguinetti).leer más

Martín Smith, de la Inmobiliaria María de Tigre, coincide en que la temporada es buena. “Tenemos muchísimos interesados y no notamos diferencias respecto a años anteriores en cuanto al volumen de la demanda”, aclara al ser consultado por la incertidumbre que marca el paso de la economía por estos días. Aclara de inmediato, sin embargo, que los posibles inquilinos “aplican como primer filtro el precio”. Otros años “preferían algo más grande, mejor ubicado o en mejor estado”, dice Smith.

Las casas más grandes, con comodidades superiores al promedio y de mayor valor, sea por su ubicación, por el barrio en el que están o por la calidad de su construcción, cuesta un poco más colocarlas. “Ahí sí se ve un cambio en la demanda”, aclara el especialista de María de Tigre.

El cambio más radical en el mercado de alquileres de temporada es, por cierto, la pesificación completa de los contratos que solían pactarse en dólares. Pero tanto la oferta como la demanda se acomodaron sin problemas a las nuevas reglas de juego.

¿Cuánto por unas vacaciones?

En la Zona Norte del Gran Buenos Aires, desde Tigre hasta Pilar, los precios de una casa tipo –de tres dormitorios, uno en suite, living comedor, dependencias, en algunos casos con un playroom y buen terreno con pileta-, los valores para esta temporada tuvieron un  incremento de entre 20 y un 25 % respecto del año pasado.

Cuando se trata de elegir zona, Tigre, tanto por el Corredor Bancalari -desde Pacheco Golf, pasando por Santa Bárbara, Talar del Lago 1 y 2, hasta llegar a El Encuentro– como por Rincón de Milberg, o los distintos barrios de Villa Nueva, en Benavídez, son las preferidas por su cercanía con la capital y el rápido acceso. Avanzando unos kilómetros más por Panamericana, Pilar y sus aledaños, figuran también entre los más elegidos. Los 50 kilómetros que la separan del centro porteño hace que en algunos barrios se consigan valores un poco más bajos que en Tigre, y también es muy buscado por quienes priorizan la arboleda añosa.

“Hoy el Nuevo Tigre es donde la gente más busca casas de alquiler para temporada de verano. Tiene muy buenos accesos a Buenos Aires, barrios con seguridad y a ello debemos sumarle que el 90% de los barrios privados cuenta con lagunas, lo que le da un valor agregado a la zona, que ninguna otra ofrece”, remarca Smith.

Dentro de los más solicitados, se encuentran Santa Bárbara, El Encuentro y Talar del Lago 1 y 2, según el especialista de María de Tigre. “Villa Nueva también tiene su mercado. Si bien es un poco más lejos, los valores son más accesibles”, apunta.

Smith pone algunos ejemplos sobre la mesa como para ir tanteando posibilidades. “En Santa Bárbara y en El Encuentro, una casa de 230 m en un lote interno de 800 m, por el mes de enero, ronda los $23.000 y la misma casa, a la laguna, $32.000”.

En Villa Nueva -según los datos que manejan en la inmobiliaria OTYS-, los precios de alquiler por temporada van desde $ 20.000 a $28.000 por enero en casas sobre lotes internos y desde $ 32.000 a $40.000 en casas sobre lotes a la laguna o el  río. “En Tigre y Pilar el plazo de locación promedio suele ser de 30 días”, explica Sanguinetti.

Al gasto del alquiler hay que sumarle entre $4000 y $5000 para cubrir las expensas, y los gastos de jardinero y piletero, electricidad, y demás servicios con los que cuenta una casa.

Motivaciones

Del lado de los que ofrecen su casa en alquiler durante una parte o todo el verano, son múltiples los motivos que los llevan a tomar la decisión. Siempre hay una ecuación económica que motoriza el proyecto pero la aplicación o destino de la renta obtenida son muy variados: ahorro, vacaciones y reformas, suelen estar entre los motivos más mencionados (ver testimonios aparte).

“Los incentivos para poner en alquiler la casa suelen vincularse con solventar las vacaciones familiares en otro lugar o tener una reserva de dinero para gastos imprevistos del año. En este último caso casi siempre tienen una alternativa familiar para residir mientras dura el alquiler: le cuidan la casa a amigos o parientes que se van de vacaciones, campo de la familia o amigos, etc”, cuenta Juan Pablo Sanguinetti, de OTYS.

Con los pies en la Arena

En la Costa Argentina, los barrios cerrados con seguridad, deportes y Club House van en aumento y la demanda está acompañando muy bien el desarrollo. Costa Esmeralda es un ejemplo de esto.

“La demanda por Costa Esmeralda viene aumentando año tras año, como así también las casas disponibles para alquilar”, evalúa Sanguinetti.

Costa Esmeralda es un desarrollo de Eidico, construido sobre la playa a pocos kilómetros de Pinamar y está compuesto por distintos barrios, cada uno con características diferentes. “En enero, una casa en el Barrio Deportivo cuesta en promedio $45.000, sobre el Golf $60.000 y en Residencial II o más cerca de la playa, el alquiler supera los $60.000”, apunta Ignacio Agüero de JP Urruti.

“El precio promedio en enero es de $65.000 para casas de 3 dormitorios con dependencia y jardín y en general se alquilan durante 15 días”, dice, por su parte, el experto de OTYS.

Los valores son un 15% más altos que la temporada anterior y quienes alquilan en Costa Esmeralda acceden a la cancha de golf mediante el pago de un green fee bajo, al área deportiva con canchas de tenis y al Club House.

Para quienes son propietarios en Costa Esmeralda, el principal objetivo de alquilar es la casa durante parte del verano es solventar los gastos que esta segunda residencia insume durante el año. “Esta temporada tenemos el doble de casas para ofrecer en alquiler comparado con el verano pasado, y por lo que nos cuentan los dueños, los objetivos básicos son en primer término el ahorro y mantenimiento de la casa y en segundo lugar financiar vacaciones en otro lugar”, cuenta Agüero, de JP Urruti.

“Las casas más buscadas son las que están bien mantenidas, con 3 dormitorios (uno principal en suite más otros dos, con un baño completo), galería con buen living exterior y parrilla, junto con la pileta. La cantidad de equipos de aire acondicionado es otro aspecto que tienen en cuenta a la hora de decidir”.  Martín Smith, María de Tigre Inmobiliaria

“En Costa Esmeralda las casas tienen un costo promedio de $50.000 el mes de enero. Lo más habitual es que se alquilen por quincenas”. Ignacio Agüero, JP Urruti & Asociados

“La demanda se centra en las casas que están ubicadas sobre la laguna en barrios tranquilos, seguros y con accesos rápidos. Estos suelen ser los ubicados en el corredor Bancalari- Benavídez o Villa Nueva”. Juan Pablo Sanguinetti, OTyS Propiedades

Testimonios

Inés. Vive en El Encuentro desde 2008. 

“Alquilo la casa desde hace cuatro temporadas y  siempre me fue muy bien con los inquilinos que tuve”, cuenta. “Lo único que tengo en cuenta es que sean una familia, es decir no la alquilo a grupo de amigos o de parejas. En cambio, no tengo problemas si tienen una mascota”.

Este año alquiló su casa durante todo el mes de enero (N de la R: lo que implica siempre entregarla después de Navidad para que los inquilinos pasen allí el Año Nuevo), y si bien a fines de noviembre ya tenía el tema cerrado, asegura que “notó menos demanda, o al menos más tardía. Este año además me pidieron algo de descuento sobre el valor que pedíamos y aceptamos”.

¿Por qué alquila su casa? “Me gusta alquilar porque en primer lugar me obliga a tomarme un mes de vacaciones que de otra forma no lo haría. Me sirve para hacer una limpieza profunda de placards una vez al año y arreglar aquellas cosas con las que  uno se acostumbra a vivir, como una puerta que no cierra bien, o una pared que necesita pintura. Muchas veces utilizamos la plata para irnos de vacaciones en el mismo verano  y otras la he guardado y nos fuimos en mayo o junio al exterior”.

Sebastián. Se mudó a Santa Bárbara este año.

“Este año nos mudamos finalmente a una casa con salida al agua en Santa Bárbara, así que nos resultó bastante fácil alquilarla”. Siempre, incluso cuando vivíamos en Laguna del Sol, alquilamos el mes de febrero, que es cuando no vamos de vacaciones porque mis dos hijos son chiquitos todavía y no tenemos problema con que falten al jardín”, cuenta Sebastián. “Además en febrero yo consigo mejores precios para veranear y me cierra el plan porque ahorro dinero y además me cuidan la casa, no queda desocupada un mes entero”.

Andrea. Vive en Talar del Lago I desde 2006.

“Hace cuatro temporadas seguidas que alquilo la casa enero y febrero. Es una movida familiar importante pero nos genera un ahorro que después nos da tranquilidad a lo largo del año. Sólo una parte la usamos para veranear en familia 15 días y el resto lo tenemos como resguardo. Pasamos el tiempo que nos quedamos en Buenos Aires entre la casa de mis padres y la de mis suegros”, cuenta Andrea. “Es un poco sacrificado porque especialmente a los chicos se les hace largo, pero también nos viene muy bien para “obligarnos” a mantener la casa”.

Texto: Mónica Fernández

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s