Inicio > Eidico, Sistema Eidico > La flexibilidad del sistema Eidico

La flexibilidad del sistema Eidico

Por Patricio Lanusse
Director de Eidico

El sistema Eidico nació como respuesta a la necesidad de vivienda de un público joven, que aspira a una mejor forma de vida, pero con posibilidades económicas y financieras muy acotadas por la inexistencia de un crédito institucional eficiente. Su base es claramente un sistema cooperativo, donde se sustituye al inversor tradicional por una extensa cantidad de pequeños inversores, reunidos en torno a motivaciones y objetivos similares. La suma de estos pequeños inversores alcanza, y hasta supera, la fuerza de un gran inversor.
En Eidico detectamos la necesidad, la analizamos y diseñamos una propuesta concreta que la satisfaga. Luego reunimos a los interesados y actuamos como factor de coordinación, administración y dirección del grupo, hasta alcanzar el objetivo. El éxito del sistema radica en que la propuesta resulte atractiva, tanto en la calidad del producto, como en su costo, y que se lleve a cabo de acuerdo a lo planificado. En este proceso resulta fundamental que el proyecto se vaya valorizando y que no sea difícil transferir la participación individual (que la reventa sea ágil y con utilidad).
A medida que se desarrollaron los distintos barrios y se fueron cumpliendo las condiciones de éxito, el sistema quedó convalidado. Surgió entonces la posibilidad de utilizar la misma herramienta para otros productos, diferentes a la “primera vivienda”. El Aduar –chacras de campo en Zarate– y Miralejos –chacras de montaña en San Martín de los Andes– fueron las primeras respuestas a una necesidad de recreación y descanso, seguidas por diversas propuestas en distintos lugares del país: Ushuaia, Chubut, Salta, Mendoza, Pinamar, Mar del Plata, Ramallo, entre otros.
Casi simultáneamente a la aparición de estos emprendimientos, presentamos un proyecto de forestación en Corrientes, volviendo a mostrar la capacidad del sistema Eidico para adaptarse a otros fines de “interés común”, tal como la necesidad de disponer de un producto con base inmobiliaria, capaz de generar una renta que complemente o sustituya un plan de jubilación o un ahorro bien resguardado. Así, los productos de renta se multiplicaron con otras alternativas agropecuarias: nuevas forestaciones, producción de arándanos, ganadera y de olivos. También aparecieron alternativas de renta en turismo: Hotel y Cabañas Los Cauquenes, en Ushuaia, San Pedro Viejo, en Córdoba, Vallescondido, en San Martín de los Andes o el Hotel. Por otro lado, Paseo del Fuego, en Ushuaia, es nuestro primer centro comercial que desarrolla un producto especialmente adaptado para producir una muy buena renta inmobiliaria segura, predecible, estable y sin impuestos.
Actualmente tenemos bajo análisis otras ideas también orientadas al desarrollo de productos de renta dentro de una economía real –siempre sobre una base inmobiliaria– que aspiran a superar las falsas propuestas de especulaciones financieras con poco sustento. La diferenciación de nuestro sistema se basa en que los negocios habitualmente reservados para grandes inversores, quedan al alcance del pequeño inversor, sin afectar las ventajas comparativas y la eficiencia de manejar importantes volúmenes.

Anuncios
Categorías:Eidico, Sistema Eidico Etiquetas: ,
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s