Inicio > Mercado, Sistema Eidico > Aprendiendo a invertir

Aprendiendo a invertir

26 abril, 2011

“Ser inversionistas no es solo para ricos” dice Mariano Otálora en su libro Del colchón a la inversión, Guía para ahorrar e invertir en la Argentina, publicado por la Editorial Planeta en el 2010. “La libertad financiera se puede lograr transformando el ingreso ganado (el sueldo) eningreso pasivo (ej, una renta, un alquiler), residual (ej, derechos de autor, música) o deinversiones”.

  • Lo primero: el ahorro

No se puede comenzar a pensar en invertir y mejorar nuestra realidad financiera, si no tenemos con qué. Entonces, surge la pregunta: ¿Qué significa ahorrar?

·        Guardar una parte del ingreso que no se destina al gasto y se reserva para necesidades futuras.

·        Destinar un porcentaje de los ingresos mensuales a lograr nuestras metas y objetivos.

·        Optimizar y aprovechar todos los recursos con los que contamos, evitando el uso  indebido y el desperdicio.

 “Ganar y consumir puede generar en lo inmediato una sensación más agradable que ahorrar. Sin embargo, en procesos inflacionarios y de crisis agudas donde parece que se termina el mundo, nunca debemos darle la espalda al ahorro -escribe Otálora-. Ahorrar es un sacrificio, uno de los tantos que realizamos. Sin ahorro no hay inversión. Ahorrar para invertir, genera riqueza”.

¿Qué hacer con los ahorros?

 Algunos males de la inflación actual, es que estimula el consumo “hoy”, desalienta el ahorro de mediano y largo plazo, y genera distorsión de precios relativos lo que dificulta la toma de decisiones.

Por eso, a la hora ahorrar, en estos tiempos no conviene guardar los pesos bajo el colchón; en poco tiempo ese mismo dinero vale mucho menos que antes. La clave es aprender que “ahorrar o acumular dinero sin invertir significa perdernos una gran oportunidad.

Dónde invertir, es la gran cuestión, y hay varias opciones, dependiendo lo arriesgado o conservador que uno sea. Lo más importante es conocer lo más posible el ámbito y las personas que administrarán nuestro dinero. Entre las numerosas opciones, el fideicomiso, la figura que representa al sistema Eidico, es una de ellas y presenta muchas ventajas, y riesgos compartidos. Esta palabra viene de la palabra “fe”, es decir, son contratos basados en la confianza mutua.

Anuncios